domingo, 22 de enero de 2017

El precio de la luz llega al nivel que provocó la intervención del Gobierno en 2013

Las inclemencias del tiempo meteorológico amenazan con trasladarse al tiempo político si los precios de la electricidad continúan desbocados en el Estado. Desde finales del pasado año, y con mayor intensidad en estas primeras semanas transcurridas de 2017, los hogares españoles están pagando la luz a niveles que hace tres años provocaron la intervención del Gobierno y la posterior eliminación del antiguo y perverso sistema de formación de precios en el sector. La escalada tocará hoy su cota máxima a las ocho de la tarde, cuando el coste por megavatio/hora se situará por encima de los 95 euros. Todo un récord nefasto que pasará su factura en el recibo de la luz de este mes de enero
.
En diciembre de 2013, el Ministerio de Industria que entonces dirigía José Manuel Soria tuvo que tomar las primeras cartas en el asunto de los precios eléctricos, poniendo en tela de juicio las denominadas subastas Cesur, que desde tiempo atrás y cada tres meses fijaban entonces el importe del mercado mayorista con arreglo al coste de la energía. Este precio repercutía en la mitad del recibo de luz que pagaban los ciudadanos y registró en aquella fecha un crecimiento del 25%, para alcanzar un valor absoluto de alrededor de 90 euros por megavatio, inferior incluso al que estos días gélidos están provocando en el mercado.

Tras la pertinente investigación de la CNMC en su papel de organismo regulador, el Gobierno decidió liarse la manta a la cabeza y poner fin al mecanismo de subastas eléctricas, que fue sustituido por el actual sistema de precios diarios. Fue así como entró en funcionamiento el actual precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC), que se ha convertido ahora en un reguero de pólvora para cerca de 13 millones de hogares en España


Leer más...

sábado, 21 de enero de 2017

Berriztu se concentra contra el proyecto de pozos de gas

El movimiento social Berriztu! ha alertado hoy del riesgo de la extracción de gas en el pozo alavés Armentia 2 en Subijana de Álava, durante una concentración en el centro de Vitoria-Gasteiz en la que han reproducido pequeñas torres que se utilizan en este tipo de trabajos.

Este movimiento, formado por más de veinte colectivo distintos, nació con el triple objetivo de paralizar los proyectos de extracción de gas, concienciar a la sociedad sobre el problema y proponer iniciativas para hacerle frente.

Con las torres que han instalado en la plaza de la Virgen Blanca, el colectivo ha querido advertir de la posibilidad de que se perfore el suelo alavés en el pozo Armentia-2 en Subijana de Álava, en el término municipal de Vitoria, para extraer gas.

Berriztu! ha recordado que el 27 de este mes finaliza el plazo de tres meses que tiene el Ministerio de Medio Ambiente para resolver la tramitación ambiental de este proyecto impulsado por el Gobierno vasco a través de la sociedad de hidrocarburos pública SHESA, que busca explorar la posible extracción de gas en este pozo con diferentes técnicas a las de la fracturación hidráulica o fracking.

El colectivo ha reiterado que el proyecto supone un riesgo para el acuífero de Subijana, la "mayor reserva" de agua subterránea del País Vasco.



Además, si se concede el permiso se abre la puerta a que en Álava se perforen "cientos o miles de pozos de gas".

También ha criticado que se pretenda destinar 12 millones de euros de dinero público a explotar un modelo fósil caduco en lugar de realizar inversiones en energías renovables.
. Leer más...

URA niega que las crecidas se deban a que los ríos estén sucios

Para la Agencia vasca del Agua, las lluvias intensas y el deshielo son las verdaderas causas de las inundaciones URA destaca que las inundaciones “son fenómenos naturales que no son evitables. Lo que sí hemos de evitar es la exposición de personas e infraestructuras a ese riesgo, cuando ocupan zonas inundables . Leer más...

El frío es la coartada

Artículo en 20m de SERGIO DE OTTO. PATRONO DE LA FUNDACIÓN RENOVABLES

Sí, hace frío, mucho frío, y eso supuso ayer un aumento de la demanda hasta alcanzar una punta de más de 42.000 MW, cifra no alcanzada desde hace muchos años. En toda Europa la ola de frío, mucho más severa que en nuestro país, también está empujando los precios del mercado eléctrico hacia arriba. En España este miércoles el precio medio fue de 78,80 €/MWh y hoy se encarama a los 85,79 €/MWh, subida que lamentablemente acabará trasladándose a nuestra factura. Un dato: hace un año, con 37.185 MW de punta, el precio medio estaba en 40,37 €/MWh. Es decir, con un consumo de solo un 12% más respecto a hace doce meses, el precio sube más de un 110%.
¿Por qué está tan alto el precio? ¿Por el frío, como dicen fuentes oficiales? Influyen varios factores. Los problemas de Francia con sus nucleares (caos que muchos silencian y que ha disparado el precio en el país vecino) aportan unos euros a esa tendencia al alza. La subida del precio del petróleo y, por tanto, del gas, así como la del carbón justifican también un ligero repunte sobre los precios de hace un año. Y sí, el frío, en esta ocasión, echa leña al fuego, pero, sobre todo, es la coartada para que las empresas que fijan el precio de todo el mercado con sus ofertas –especialmente especulando con el agua de sus centrales hidráulicas– disparen los ingresos del sistema y aseguren los beneficios de los titulares de las plantas de generación que son, fundamentalmente, las cinco grandes compañías eléctricas.

Leer más...

domingo, 15 de enero de 2017

Concentración: Araba putzurik ez. 21 de enero Vitoria-Gasteiz

.
.. Leer más...